El e-commerce desafía la eficiencia de la operación y al RR.HH.

Eficiencia y efectividad son dos cualidades esenciales de cualquier proceso logístico, pero que actualmente, dado el incremento y rol que ha tomado el comercio electrónico cobra vital importancia. 

Procesos como el picking y el packing o empaquetado han cobrado una relevancia única de cara a responder a las exigencias del modelo online que se posicionó con fuerza durante la pandemia por coronavirus, sumado además a las exigentes demandas del consumidor.    

La primera barrera que han debido enfrentar las compañías es determinar qué tan preparadas estaban para atender este modelo de negocios. ¿Cómo miraban el canal online pre-pandemia? ¿Cuál era el estado de desarrollo de este canal? ¿En qué nivel tecnológico se encontraban? Tras ese primer análisis, ya era posible diseñar una operación que -con más o menos- respondiera a los nuevos retos. Y así fuimos testigos de cómo las empresas durante el primer semestre de 2020 ajustaron -unas con mayor éxito que otras- su operación logística para responder el desafiante, pero necesario, e-Commerce. 

Lo que no cabe duda es que la carga de trabajo ha cambiado al interior de las compañías, considerando que, en la mayoría de ellas las ventas online no representaban más de 5% del total de sus ventas. Hoy, esa realidad es otra, y lo cierto es que enfrentados al e-Commerce estos actores han entendido que, en palabras simples, no es lo mismo operar y preparar un pallet que preparar un pedido unitario.  

Con el nuevo rol del comercio electrónico, la transformación digital y el desarrollo de los canales digitales -aspectos que antes eran vistos con lejanía- la demanda online se convirtió en algo significativo desde el punto de vista operacional y atractiva comercialmente hablando, crecimiento que se fue dando gracias a una demanda natural debido la contingencia.

Y ¿con qué se encontraron? Una cantidad de pedidos significativos que son mucho más difíciles de sacar adelante en cuanto a su gestión y más intensos en cuanto a mano de obra para concretarlos, dado que la profundidad del pedido tenía pocas líneas (uno a uno) y, por lo tanto, requiere un proceso distinto. 

Claro está que ya no se puede atender de la misma forma, exigiendo un esfuerzo adicional de mano de obra, porque las líneas de picking son más lentas y por lo tanto son menos eficientes y más costosos los procesos, haciendo más intenso el trabajo de los colaboradores en el CD. 

Modificaciones tanto en el picking como en el packing han marcado este periodo, cuya principal dificultad es reajustar la carga de trabajo de los operarios de piso. Todo esto ha impactado los procesos y la cantidad de mano de obra enfocada a atender el e-Commerce es mayor. 

Así, con el correr de los meses, nos encontramos con que quienes no estaban preparados para operar este mundo online han debido recurrir al aumento en su mano de obra para lograr salir adelante, asumiendo los riesgos que eso conlleva como la constante rotación, el aumento del costo operacional, etc. Pero ¿qué tan eficiente es esta solución? ¿Qué tan sostenible en el tiempo? Son las preguntas que hoy rondan, tras superar el periodo más álgido de la operación online y en tiempos en que las cifras ya se estabilizan. 

Todos los procesos llegan a su límite, al momento en que ya no son eficientes, y el aumento de mano de obra como alternativa no es la excepción y se requiere dar un salto hacia el próximo paso, donde las alternativas de automatización asoman como una solución que agilizaría y optimizaría los procesos, reduciendo principalmente el tiempo de traslado del operador y por ende haciendo más eficiente la tarea. Pero para mirar esto como un proceso en constante desarrollo se requiere que las empresas tengan un nivel de madurez que les permita entender estos procesos.  

Si bien este modelo basado en el trabajo de los colaboradores funciona y ha permitidos a muchos mantener a flote sus operaciones, requiere que las empresas miren el siguiente paso y hacer los cambios. Sin embargo, muchos seguirán con el modelo hasta que dé su máximo.

Javier Bravo G.

CEO – LIIKE

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *