¿Qué nos dejó el 2020?

Balance 2020

Como es costumbre, en estas fechas se realizan los balances anuales, oportunidad en que se analiza lo vivido en los últimos 12 meses. En esta ocasión, el resumen es diferente,  dado los acontecimientos vividos el 2020 que desafiaron y pusieron a prueba muchos aspectos de la vida. 

El 2020 fue el año, entendiendo las circunstancias, donde muchas empresas empezaron a mirar de una manera distinta el futuro. Fue un periodo de rediseñar “el cómo y qué hacer” y repensar el camino que los negocios debían tomar. Sin duda, los primeros meses de esta pandemia fueron complejos para muchos, en especial, para quienes debieron ajustar rápidamente su modelo y su operación para mantenerse y sobrevivir en un mundo que enfrentaba cambios a una velocidad nunca antes vivida. 

Así una de las primeras enseñanzas que dejó el 2020 es lo importante que es –a nivel empresarial- tener una mirada amplia del negocio, entender el rol de contar con un plan estratégico y conocer a fondo las características de la operación, tanto sus fortalezas como sus dolores.

Durante el año recién pasado se comenzó a mirar más estratégicamente el futuro, tanto desde el punto de vista económico (la rentabilidad) como también la relación o dependencia que tiene el negocio de la mano de obra, el posicionamiento que tenían a nivel tecnológico o bien, determinar el nivel de transformación digital en la que se encontraban. 

Hoy, la tecnología se ve mucho más cercana que antes y se entiende como una herramienta real que ayuda a agilizar y reforzar la operación de la empresa, más aun considerando lo incierto que se ve aún el futuro. Además, muchas compañías que no tenían en su mira, hoy ven la transformación digital en su camino y se preguntan qué es y cómo iniciar este proceso. En otras palabras, enfrentamos el año pasado una migración hacia los canales digitales. 

Por lo tanto, otro indiscutible factor 2020 fue la fuerte irrupción del e-Commerce; fenómeno que obligó a las empresas a ver su operación de otro modo. ¿Qué tan desarrollado estaba el canal online? ¿Se contaba con los proveedores o partner adecuado para responder a este incremento? ¿Qué tan apalancado está el modelo de negocios en las tiendas? fueron algunas de las interrogantes que se escucharon en la industria. Sin embargo, no podemos olvidar que para muchos la pregunta clave fue ¿Cómo desarrollamos rápidamente el canal online para sobrevivir?, generando un complejo momento para algunos. 

Otros, en tanto, se vieron en la necesidad de sumar a su ya reforzado canal B2B –modelo de negocios único para su empresa- a diseñar un modelo B2C, dada la necesidad de acerca directamente a sus consumidores, dándose cuenta que puede ser un modelo rentable, lo que nos permite asegurar que las empresas tienen una nueva disposición a relacionarse con este modelo online. 

Desde ese entonces se consolida el giro de la logística hacia una mirada más estratégica: Supply Chain. El 2020 termina con un nuevo rol de Supply Chain; un área capaz apalancar el negocio, de entender lo que sucede a lo largo de la cadena de abastecimiento en busca de alternativas que permita a la empresa seguir operando, sobre todo considerando los eventuales quiebres de inventario que se vivieron los primeros meses de confinamiento, los giros obligados que requería el modelo de negocio establecido anteriormente, la capacidad de dar respuesta a las complejidades de una operación logística en tiempos de pandemia. 

El reconocimiento de su valor estratégico se fortaleció más aún cuando se migró a un modelo más digital o a uno B2C, donde se está obligado a depender de una logística. Esta nueva realidad, va a cambiar –sin dudas- la perspectiva de la importancia de esta área al interior de la compañía con una importancia irrefutable. 

Hace un año hablar de un plan de contingencia era muy raro. Hoy el aprendizaje es poder contar con un área fuerte, con una cadena de Supply sin tanta dependencia de las personas y para eso se necesita un profesional preparado que esté buscando constantemente soluciones y adaptaciones, y que conozca el abanico de tecnologías presentes en el mercado, con los pro y contra de una y otra. 

Finalmente, la pandemia aceleró el aprendizaje de cómo nos relacionamos directamente con los clientes bajo los modelos B2C y con una transformación digital que llegó para quedarse. 

Javier Bravo G.

CEO – LIIKE

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *