Conoce los síntomas que te obligan a mirar la automatización

El Covid-19 se transformó finalmente en el principal impulsor de cambios. El modo de hacer las cosas se puso a prueba y muchos han debido enfrentar duros momentos, dada su rigidez y estructura que les ha impedido ajustarse a los nuevos tiempos.

Así, lo que hemos denominado Nueva Logística va cobrando fuerza a nivel de industrial, motivando a las compañías a iniciar un proceso de cambios, donde las tecnologías se han transformado en la punta de lanza para lograr la anhelada flexibilidad y eficiencia operacional. 

Los proyectos de automatización poco a poco han ido cobrando fuerza en el sector, ya que se han hecho evidente, más que nunca, los dolores logísticos de las compañías que ha dado un nuevo aire a la modernización de las operaciones. 

¿Cuándo automatizar? ¿Qué automatizar? ¿Mi operación necesita cambios? ¿Es rentable la automatización? ¿Mi operación está al límite? Son algunas de las preguntas que rondan en la industria. 

Para aclarar el panorama, se han identificado seis síntomas operacionales previos a un proceso de automatización.  Si te identificas con algunos de estos puntos quizás ya es momento de iniciar un proceso de automatización de tu operación.

Así, la híper dependencia al recurso humano, la falta de productividad, la ocurrencia de errores y problemáticas, la caída en el nivel de servicios, la falta de espacios y la dificultad para proyectar un plan de crecimiento futuro son señales claras de que llegó el momento de automatizar la operación. 

Asumir este camino es también signo de mejora operacional que permita a la compañía proyectar su posicionamiento en los distintos mercados, a través de una operación capaz de responder a las crecientes exigencias de los clientes y también de los consumidores finales. 

Javier Bravo G.

CEO – LIIKE